Poliamor o relación abierta ¿Cuál es la diferencia?

con No hay comentarios

Inauguramos este nuevo espacio en donde iremos detallando y explicando algunas de las dudas que nos van llegando a través de nuestras redes sociales y nuestro e-mail. Y es que una duda que surge en una persona puede surgir en muchas más, y resolviéndolo colectivamente podemos ampliar y profundizar en todos las cuestiones que nos inquieten… así que ¡allá vamos!

Nuestra primera duda nos llega a través de nuestro e-mail, a raíz de una publicación en nuestro videoblog «¿Qué es el poliamor?» en donde comentamos los diferentes tipos relacionales que existen bajo el término «No-Monogamia»

 

¿El término «relación abierta» podría equipararse con el de poliamor?
Anteriormente creía que el poliamor se refería a tener varias relaciones sexo afectivas a la vez siendo una de ellas principal, y que relación abierta se refería a lo mismo pero teniendo una sexo afectiva principal y el resto solamente sexuales.
Según vuestro vídeo observo que ambas se dan dentro del poliamor jerarquizado, y que en principio el término poliamor no implica que las relaciones que lo forman tengan que ser de uno u otro tipo específico.

En esta duda creo que sería útil diferenciar y desglosar más estos tres conceptos: poliamor jerárquico, poliamor no jerárquico y relación abierta (o relación liberal como también se conoce)

Muchas veces nos encontramos en debates o lecturas que las personas se refieren al poliamor como una relación abierta. La novedad del concepto (que está saliendo a la luz públicamente en estos últimos tiempos aunque ya viniera existiendo desde la década de los 60) hace que todo el mundo quiera hablar de ello aunque no siempre bajo la misma documentación y/o reflexión. La lingüística es un fenómeno muy curioso y potente, ya que la construcción de los conceptos muchas veces es algo idiosincrásico (es decir, único de cada persona) y bien puede ser que alguien cuando se refiere a «relación abierta» esté hablando en términos de poliamor (con la misma construcción del concepto) aunque utilice otra palabra para definir todo lo que conlleva. En muchos debates activistas sobre no monogamias siempre se intenta hacer bien la separación y definir todo el abanico relacional que puede haber, para encontrar el lugar en donde mejor nos identificamos, las etiquetas muchas veces constriñen y nos encajonan, pero otras veces nos ayudan mucho a poder identificarnos y ganar seguridad en toda esta confusión experiencial. Es por ello que en el vídeo nos centramos a diferenciar todos los tipos relacionales que puedan haber dentro de las no monogamias, aunque ¡seguramente nos dejamos muchísimas configuraciones en el tintero!

Así pues, como definición un poco «estandar» de estos tres conceptos diríamos que:

Poliamor

La palabra es relativamente reciente (en realidad se usó primero la palabra “poli-amorosx”, antes que “poliamor” en el artículo “A Bouquet of Lovers” (1990) de Morning Glory Zell-Ravenheart) aunque el concepto es algo que lleva existiendo desde hace décadas.

Creo que podemos hacerlo mejor, ¿eh Sternberg?

Poliamor es una palabra híbrida: viene del sufijo Griego poly- que significa «muchos» o «múltiples» y del Latín -amor .

Se ha aplicado a la práctica o el estilo de vida de estar abierto a la posibilidad de que las personas tengan más de una relación amorosa e íntima a la vez, con pleno conocimiento y consentimiento de todas las personas involucradas. Así que consiste en tener varios amores, varias parejas, vínculos, relaciones a la vez. Estos vínculos suelen ser sexo-afectivos comúnmente, ya que venimos de la influencia por la concepción de que una pareja tiene que corresponder a intimidad, pasión y compromiso como nos muestra el triángulo de Sternberg.

Pero muchas personas van más allá de la concepción de que pareja = sexo y plantean que también pueden haber vínculos puramente emocionales por ejemplo, y estas relaciones también se consideran poliamorosa.

Por tanto como se comenta en la duda, el poliamor pueden ser varias relaciones sexo afectivas a la vez. Lo característico de esta concepción de las relaciones es que se trata de vínculos emocionales, de compromisos, de cuidados, de todo lo que tenemos asociado al término «pareja» pero multiplicándolo por X personas dentro de tu red afectiva.

Dentro del poliamor pueden haber dos formas de estructurarse, plantearse o definirse:

  • Poliamor jerárquico: como se comenta, una de las relaciones sexo-afectivas es principal, ya sea por compromiso, por importancia o por nivel de implicación-enamoramiento…
  • Poliamor no jerárquico: en donde todas las relaciones están al mismo nivel de importancia, prioridad, amor… (el cómo se gestione esto a nivel logístico suele ser uno de los mayores quebraderos de cabeza jajaja!)

 

Relación abierta

Relación abierta se trata de relaciones en donde hay consentimiento en tener vínculos sexuales fuera del vínculo. Aquí se pueden englobar por ejemplo acuerdos de parejas Swingers (sin relaciones emocionales en los encuentros a priori…) o relaciones BDSM.

Tal y como se plantea en la duda, se podría dar la configuración de que se tiene una relación sexo-afectiva principal (tu relación más estable-comprometida) y el resto sean vínculos sexuales «secundarios» (aunque el término secundario no me gusta mucho como suena, me remite un poco a la opresión de las C, recomiendo muchísimo leer el artículo de Natalia Wuwei «Relaciones a medida, No-monogamias de pensamiento monógamo y liberal»).

La relación abierta en estado puro vendría siendo una configuración jerarquizada también (con un claro privilegio de pareja en cuanto a los encuentros esporádicos fuera de ella).

Kimchi Cuddles tiene grandes viñetas que nos ayudan a pensarnos en términos relacionales 🙂

Aquí destacar algo a comentar y debatir, una posible trampa de estas configuración relacional reside en que los vínculos son un entramado complejo, y separar encuentros sexuales de intimidad (y los sentimientos que se generan) es muy complicado. Practicar relaciones sexuales como quien se va al gimnasio a entrenar o practica algún deporte sin más consecuencias es un poco frío, con una ética que podría ponerse en cuestión y, en algún punto, irreal. Con esto me refiero es que inevitablemente cuando nos relacionamos sexualmente con alguien llegamos a un nivel de intimidad y vulnerabilidad en donde se ponen en juego emociones e intimidades, por lo que considerar las relaciones abiertas puramente sexuales a veces es un pequeño error o auto-engaño, que puede derivar en muchos problemas relacionales por una comunicación en unos términos un poco cojos.

Esta división de conceptos que hacemos aquí es puramente teórica, el cómo lo viven las personas y cómo construyan estos conceptos es lo que termina teniendo más peso. Imagino que la gran diferencia entre estas dos grandes palabras «poliamor» y «relación abierta» son los niveles de compromiso, éticas y los acuerdos diferentes que se llegan en estas configuraciones: acuerdos de compromiso y relación en el poliamor, y acuerdos de seguridad sexual y protocolos en relaciones abiertas, por ejemplo.

 

 

Golfxsconprincipios, otro Blog que recomendamos si tienes ganas de seguir dándole vueltas a cuestiones relacionadas con los vínculos y la sexualidad, despeja estas dudas con más ejemplos en este artículo:

«Relación abierta y poliamorosa se solapan más que ser términos idénticos; la gente puede usar ambos términos para describir su relación. En términos generales, “abierta” normalmente se refiere a la faceta sexual de la relación no-cerrada, mientras que poliamor supone la ampliación de la relación al permitir que se formen lazos (que pueden ser sexuales o de otro tipo) como relaciones a largo plazo adicionales:

  • Algunas relaciones no-monógamas ponen restricciones sexuales en sus miembros (p. ej. polifidelidad). Esas relaciones pueden ser poliamorosas, pero no son abiertas.
  • Algunas relaciones permiten sexo fuera de la relación principal, pero no el amor (p. ej. las parejas swinger); son relaciones abiertas, pero no poliamorosas.
  • Algunas personas poliamorosas no aceptan la dicotomía entre “en una relación/sin relación” y “ser pareja/no ser pareja”; sin esas divisiones no tiene sentido clasificar una relación como abierta o cerrada.
  • Muchas personas poliamorosas consideran el poliamor su orientación (…) en las relaciones emocionales, como podrían ser gay o heterosexuales en sus relaciones sexuales. Se identifican como poliamor (quien es capaz y desea múltiples amores) mientras que “relación abierta” se usa como una descripción “logística”: Es decir, describe una forma particular de relación, a veces empleada por personas poliamor. Pueden decir de sí, por ejemplo: “Somos poliamorosxs (o soy poliamor); mi pareja principal y yo tenemos una relación abierta…”

¡Espero haber podido resolver la duda! Si no hemos conseguido explicarnos bien en algún punto estaremos encantadas de volver a darle vueltas a estos términos 😀

Si quieren participar en esta sección pueden escribirnos sus preguntas a espai@indagora.es

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies