El equipo Indágora

Somos un equipo de mujeres a las que nos apasiona nuestro trabajo. Con la mirada abierta al mundo, nos gusta estar en constante formación y aprendizaje para aportar intervenciones y planteamientos acordes al momento en el que vivimos.

Indàgora significa “Indagar en el Ágora”, lugar en la antigua Grecia donde se reunían las personas de la ciudad para encontrarse e intercambiar información, conocimiento, productos…

Nuestra visión del equipo parte de la idea de nutrirnos las unas a las otras, crecer juntas en la búsqueda de soluciones conjuntas y aunar todas nuestras visiones para ofrecer un servicio más completo y profesional.

Entre nuestros valores están los cuidados en el centro, la fortaleza del grupo, la sororidad, una visión crítica y activista y el compromiso por una salud mental ética, inclusiva y accesible para todas.

Núria Arrebola Sierra

Para mí es imprescindible que el espacio terapéutico sea un sitio acogedor y suficientemente seguro donde podamos mostrar, explorar y trabajarnos partes nuestras que solemos ocultar. Me distancio de dar consejos o decirle a la gente cómo vivir su vida; mi planteamiento es más bien hacer un camino conjunto en donde yo soy experta en mecanismos de cambio e intervenciones terapéuticas y tú lo eres sobre tu mundo interno, lo que te ocurre, los significados que das, lo que quieres para tí, etc.

Soy feminista; para mí es un modo de entender el mundo y las relaciones humanas, no sólo una lucha (¡que también!). Con el tiempo voy adquiriendo cierta crítica con el sistema establecido (heteronormativo, patriarcado, monogamias, neoliberal…), lo considero una responsabilidad hacia la sociedad.

Adoro la diversidad, me encanta conocer formas y estilos variados, siempre pienso que eso enriquece la vida. Soy muy curiosa y me encanta seguir aprendiendo (creo que es mi estado natural). En sesión me gusta indagar en aquello que tenemos entre manos a la vez que nos cuidamos en el proceso.

Me muevo con las teorías Constructivistas, en dónde se entiende que cada persona interpreta el mundo dependiendo de cómo es su mundo interior; las teorías Sistémicas, dónde se realza la importancia de las relaciones y se incorpora como elementos significativos a lo que nos ocurre; las teorías Gestalt, recordándonos el lugar de las emociones en nuestro día a día y las teorías Humanistas, que ponen un punto diferente a todo el setting terapéutico.

En cada una de ellas he sacado aquello que más me ha cuadrado y las he integrado en un modo de ver y entender a la persona. A parte de la teoría, mis formaciones me han proporcionado técnicas terapéuticas variadas y ha resultado que es como si tuviera una caja de herramientas lista para ser usada en sesión.

  • Licenciada en Psicología (UAB).
  • Máster en Terapia Cognitivo-Social (UB – 2013-2016)
  • Formación en Mindfulness con Begoña Odriozola (Interpersonal – 2017)
  • Formación en Inteligencia emocional y terapia de pareja (IESP Barcelona – 2012)
  • Formación en Psicoterapia Feminista (Red de psicoterapia y género en el estado español – 2018)
  • Psicóloga Sanitaria Colegiada núm. 21194 por el Col·legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya

Beatriz Cerezo González

Con la curiosidad y las ganas de descubrir y aprender siempre presentes, me defino como una apasionada por el conocimiento y el análisis. Para mi no hay una única forma de vivir “correctamente”, sino que cada persona tiene su propia verdad, su propio mundo de significado. Es por ello que rechazo la normatividad por una forma de vida más coherente con cada cual, me encanta bucear en cómo vivimos, desenvolvemos y los procesos para adaptamos a la situación social y cultural.

Parto de una visión feminista y crítica en la psicoterapia, teniendo en cuenta la influencia del contexto en el que nos desarrollamos y cómo los aprendizajes nos van definiendo. En sesión me gusta estar presente y pendiente del lenguaje que usamos para expresarnosy cómo eso modela nuestro lugar en el mundo.

Me baso en las teorías constructivistas en donde se pone el énfasis en cómo significamos nuestra vida, y en la psicoterapia centrada en el sentido, donde nuestro lugar en el mundo se relaciona con nuestros valores y lo que es importante para nosotras. Toda esta visión se ve envuelta por las teorías sistémicas ya que somos en sociedad y nuestras relaciones también nos influyen y definen.

En mi trayectoria profesional también me he desenvuelto en formas de vida disidentes, como identidades diversas, relaciones no convencionales o estilos de vida alternativos.

En terapia me gusta generar un entorno de confianza y seguro, poniendo atención al vínculo terapéutico para poder trabajar lo profundo y lo importante juntas, y enfocarnos en la mejor situación posible.

  • Licenciada en Psicología (Universidad de La Laguna, S/C Tenerife)
  • Máster en Terapia Cognitivo-social (Universidad de Barcelona – 2011 – 2014)
  • Postgrado en Terapia de Pareja en el Institut d’estudis de la sexualitat i la parella (IESP 2015 – 2016)
  • Formación en Terapia Narrativa por la Asociación Española de Terapia Narrativa (AETEN – 2015)
  • Formación en Monitora de Educación Sexual (Escuela sexológica – 2017 – 2018)
  • Psicóloga Sanitaria Colegiada num. 20460 por el Col·legi oficial de psicòlegs de Catalunya
  • Formación en psicoterapia feminista (Red de psicoterapia y género en el estado español – 2018)
  • Formación en Logoterapia y Análisis existencial (ALEA 2019 – Actualidad)

Kamila Aguilera Díaz

Soy chilena, tengo formación y experiencia tanto en Terapia Sistémica Familiar e individual como en Intervención Psicosocial en Educación. Puedo atender en castellano, francés e inglés.

Me considero una persona crítica y politizada. Considero la salud mental una pieza elemental para nuestro entorno bio-psico-social. Soy activa en la defensa y discusión de los derechos de humanos, posicionándome ante las transformaciones e intervenciones sociales dentro y entorno del modelo occidental.

Para mi, la psicoterapia es un espacio intimo, reflexivo, creativo y sanador. Considero valiente a quien decide por comenzar un camino de exploración y reconciliación interna. Al momento de acercarme al espacio y trabajo terapéutico, trato de comprender a la persona desde una escucha activa y empática. Los prejuicios, estigmas y etiquetas no van conmigo, considero que somos seres humanos con un potencial interno lleno de sabiduría con el que podemos conectar y confiar para ser los protagonistas de nuestra propia historia, con el fin de vivir desde conciencia, autonomia y armonía.

Para ello considero primordial conectar con nuestro cuerpo y emociones, ya que es un elemento esencial para poder establecer una relación sincera, saludable y comprensiva con nosotros mismos. Por esto siempre intento incluir técnicas experienciales, narrativas y/o simbólicas que nos ayuden a conectar con ello en el trabajo terapéutico, para potenciar la observación y análisis y poder tensionar elementos de su historia con una intención de crecimiento y expansión vital.

  • Licenciada en Psicología (Universidad Diego Portales, Santiago de Chile)
  • Curso de profundización en psicoánalisis (Universidad Diego Portales, Santiago de Chile)
  • Curso de profundización en terápia sistémica (Universidad Diego Portales, Santiago de Chile)
  • Máster en Terapia Cognitivo Social (Universitat de Barcelona)
  • Curso de profundización en intervención psicosocial en educación (Universidad Diego Portales, Santiago de Chile)

Silvia Montero

Hola! Soy Silvia Montero, psicóloga y psicoterapeuta con una visión constructivista, sistémica y feminista. 

Si tuviera que encontrar un lema o una frase que definiera mi camino a nivel personal y profesional, sería algo parecido a ser una “eterna aprendiz”. Desde que empecé mi formación y a lo largo de mi trayectoria profesional, me acompaña la sensación de seguir aprendiendo constantemente. Y me apasiona que sea así! Me gusta imaginarlo como un puzzle que se va construyendo y deconstruyendo, creando así una forma específica de entender la terapia.

Para mí, la terapia es un lugar de autoconocimiento donde indagamos y trabajamos sobre nuestra forma de ver el mundo y de vivirnos en él. Es un lugar de autocuidado donde le damos espacio a nuestras emociones, nuestras creencias, nuestras relaciones, nuestros síntomas y nuestros recursos. La terapia, también, puede ser ese lugar donde apoyarnos y donde sostenernos, cuando nuestro mundo se rompe.  

Creo que es muy importante poder nutrirnos de distintas perspectivas y utilizar herramientas que se complementen entre sí. Desde una mirada constructivista que me permite comprender cómo construimos nuestra realidad y cómo nos vivimos en ella. Desde una mirada sistémica que me permite comprender cómo tejemos nuestras relaciones. Y una mirada feminista, que me permite descubrir la influencia de los aprendizajes que nos atraviesan en función de nuestro género, tanto a nivel individual e identitario como a nivel relacional. 

En Indágora colaboro ofreciendo terapias online, no presenciales.

  • Graduada en Psicología (Universitat de Barcelona).
  • Máster en Terapia Cognitivo Social (Universitat de Barcelona – 2014-2017).
  • Formación en intervención emocional con niños y familias (Centre Grat – 2018)
  • Formación en Feminismo Terapéutico (Feminarian – 2019) 
  • Psicóloga Sanitaria Colegiada núm. 22620 por el Col·legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya

Maitane Gardoki

Mi recorrido inicia desde el sector social. Es allí donde pude aprender cómo el contexto nos moldea y posiciona en roles y escenarios que, a veces, generan malestar a causa  de dinámicas preestablecidas que están fuera de nuestro control. Además de nuestras relaciones personales, el sistema económico-político nos pone en jaque diariamente y hay que tenerlo en cuenta en el espacio psicoterapéutico.  Para mí es muy importante incorporar esta perspectiva social en terapia ya que le da una visión más comprensiva al malestar y para ello me apoyo en las teorías sistémicas. 

El feminismo es una aliada que camina conmigo tanto profesional como personalmente. Es una forma de vida. La perspectiva de género me ayuda a arrojar una mirada más humana que acoge y acompaña. De ella aprendí la importancia de darle un espacio a la vulnerabilidad y a los cuidados (¡Y al autocuidado!).

Creo que cada persona es única y se va construyendo a través de sus experiencias formando un universo de significados que se entrelaza con el de las personas que le rodean. Me gusta decir que somos multiversos en constante interacción. En esta línea, me apoyo en las teorías constructivistas para darle un espacio a este mundo interno y  respetar la vivencia subjetiva de cada una, prestando especial atención a la valiosísima información que nos dan las emociones. 

Considero que no hay una única manera de ver las cosas y mucho menos de experimentar la realidad. Soy crítica y curiosa desde siempre, llevándome esto a un proceso de deconstrucción y aprendizaje constante. Por ello en la diversidad encuentro un lugar de descubrimiento, enseñanza y coherencia con una misma. No trabajo con etiquetas ni con diagnósticos sino desde la problemática o el dilema que la persona trae al espacio terapéutico.

  • Graduada en Psicología (Universidad del País Vasco)
  • Curso de inteligencia emocional y nuevas masculinidades (Universidad del País Vasco)
  • Curso introductorio a la terapia grupal Gestalt (SORTZEN Centro de Psicoterapia Humanista de Bilbao)
  • Curso introductorio a la terapia grupal corporal Raichiana (Asociación de Psicología Humanista de Santiago de Chile)
  • Master en Terapia Cognitivo Social  (Universidad de Barcelona)
  • Colegiada núm. 27797 por el Col·legi Oficial de Psicòlegs de Catalunya