“El amor es acompañar a la otra persona al encuentro consigo misma” Alfredo Canevaro

Somos seres relacionales, crecemos y nos desarrollamos entre persona. Las relaciones forman parte de una experiencia básica en la vida y es por ello la importancia de que sean significativas.

Las relaciones son como un baile único que solo puedes bailar con una persona en particular, que hay que aprender a bailar. A lo largo de nuestra vida aprenderemos muchos pasos y estilos de baile con las que iremos desenvolviéndonos.

Aún así, relacionarnos implica a veces, desencuentros:

    • En ocasiones tendrán un claro detonante
    • En otras en cambio se trata de un deterioro prolongado en el tiempo, un desgaste,
    • A veces habrán malestares individuales que repercute en el vínculo
    • O  nos encontramos en proyectos o etapas de vida diferentes
    • y/o una dificultad para comunicar y entender a la otra persona y así ir hacia el encuentro.

En Indàgora trabajamos con todo tipo de vínculos, ya sean de pareja, triadas, compañeras de trabajo, familias… toda aquella conexión que esté pasando por un mal momento y no pueda encontrarse.

Trabajamos tanto desde la visión de las relaciones no convencionales (no-monogamias éticas y consensuadas) como desde una monogamia sin juicio, lo importante para nosotras es entender el mundo de significados en el que se encuentran.

Buscar ayuda profesional no implica que la relación haya fracasado, sino todo lo contrario, es un paso de lucha que detona cariño y esfuerzo por que las cosas vayan a mejor.